como sacar las manchas de óxido

Cómo quitar las manchas de óxido de la ropa y alfombras

Las manchas de óxido son algunas de las manchas más difíciles de eliminar de los tejidos. Lleva tiempo y paciencia. Pero aquí te enseñare los métodos más fáciles para sacar las manchas de óxido.

como sacar las manchas de óxido
Combatir las manchas de óxido

Una cosa que es difícil sobre las manchas que parecen óxido es que no siempre son causadas por el óxido. Las manchas de azúcar caramelizada y peróxido de benzoílo (medicina para el acné) también pueden parecerse al óxido. En caso de duda, investigue un poco antes de tratar las manchas.

Lo primero que tienes que saber es que las manchas de óxido no se pueden eliminar con el lavado normal y el uso de blanqueador de cloro las hará permanentes. Si la mancha permanece después del tratamiento que le voy a indicar a continuación todo lo que tiene que hacer es repetirlo.

Cómo eliminar las manchas de óxido de la ropa:

Materiales

  • Sal de mesa
  • Jugo de limón
  • Crema de tártaro (Opcional)
  • Bicarbonato de sodio 
  • Peróxido de hidrógeno (Opcional)
  • Removedor de manchas comercial 
  • Pruebe la sal y el jugo de limón:

Para un tratamiento no tóxico, ve al natural. El jugo de limón y la sal a menudo dan grandes resultados. Espolvorea sal en la mancha de óxido, exprime jugo de limón fresco sobre la sal, y luego extiende la prenda al sol para que se seque.

Los rayos ultravioletas del sol ayudarán a acelerar la reacción. No deberías tener problemas con las telas blancas o de color claros. Pero para las telas de colores más oscuros que pueden no ser resistentes al color, pruebe primero el jugo de limón en una costura o en un lugar discreto para ver si se desvanece o se blanquea.

  • Utilizar una pasta quitamanchas:

Como alternativa a la sal y el limón, se puede hacer una pasta combinando una cucharadita de crema tártara, una cucharadita de bicarbonato de sodio y unas pocas gotas de peróxido de hidrógeno. Aplique la pasta a la mancha y déjela actuar durante 30 minutos antes de enjuagar bien el tejido.

  • Aplica el removedor de óxido:

Quitar las manchas de óxido resistentes de las telas blancas y de color sólido con un removedor de óxido comercial.

Siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante; muchos removedores son extremadamente tóxicos y pueden quemar la piel y dañar los acabados de los aparatos. Normalmente, se aplica el removedor, se deja reposar durante unos segundos (a veces se frota el área con un paño) y luego se enjuaga a fondo.

Lávese como de costumbre

Después de útilizar cualquiera de los 2 tratamientos indicados, lave la prenda como de costumbre, con un detergente para ropa pesada y a la temperatura del agua recomendada en la etiqueta de cuidado. Después de lavar, compruebe cuidadosamente si hay algún rastro de la mancha antes de secar la prenda en la secadora.

Alternativamente, puede secar la tela al aire libre y comprobar de nuevo si hay rastros de la mancha. El secado al aire no fijará la mancha como lo haría una secadora caliente.

Cómo quitar el óxido de una alfombra:

Materiales:

  • Jabón líquido para lavar platos
  • Amoníaco
  • Sal de mesa (Opcional)
  • Jugo de limón (Opcional)

Quitar el óxido suelto

Use un cuchillo para mantequilla para raspar y aflojar cualquier óxido visible de la alfombra o las fibras de la tela. Luego, use una buena aspiradora para eliminar las partículas sueltas.

Aplique un limpiador casero

En un pequeño tazón, mezclar dos cucharadas de líquido para lavar platos y una cucharada de amoníaco casero con dos tazas de agua tibia. Sumerja un paño blanco limpio en la solución y sature el área manchada (use menos líquido en la tapicería).

Deje que la solución se asiente durante al menos cinco minutos, y luego limpie con otro paño limpio. Muévase a un área limpia del paño a medida que la mancha de óxido se transfiere a él. Limpie con un paño mojado en agua corriente para enjuagar el residuo de jabón. Deje secar la alfombra o la tapicería.

Pruebe con otro limpiador casero

Si queda alguna mancha de óxido, haga una pasta espesa de sal de mesa y jugo de limón (alrededor de 1/4 de taza de sal de mesa y una cucharadita de jugo de limón). Aplique la pasta a la mancha y deje que la mezcla se asiente durante al menos dos horas o hasta que esté seca.

Aspira la zona tratada para quitar la sal y levantar la alfombra o las fibras de la tela.

Cómo evitar las manchas de óxido en nuestras ropas:

 

Si las manchas de óxido son un problema recurrente, tendrás que rastrear la fuente del óxido para evitar que las manchas vuelvan a aparecer. Las manchas de óxido de muebles de metal corroídos, cerraduras, paredes o coches son fáciles de localizar.

Pero las manchas de óxido también pueden aparecer con frecuencia en la ropa sin motivo. Esto podría provenir de diferentes fuentes:

Una fuente de agua cargada con bacterias de hierro causa una fea decoloración y manchas en los artefactos de la cocina y el baño, los platos y la ropa.

Los calentadores de agua, las tuberías o los contenedores de almacenamiento de agua oxidados suelen causar esporádicas manchas de óxido.

Una astilla en el esmalte de la bañera de una lavadora de ropa o del tambor de una secadora puede exponer el metal detrás del esmalte, y el metal se oxida en el ambiente húmedo.

Si el problema proviene de las bacterias del hierro, hay formas de tratar el agua. Las tuberías y calentadores de agua oxidados deben ser reemplazados lo antes posible; un calentador de agua oxidado es una inundación en espera de ocurrir.

Para el esmalte astillado en una lavadora o secadora, repare el área afectada con pintura de reparación de electrodomésticos.

Más artículos en: Limpieza de ropa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba